Medicina Estética

Tratamiento para las estrías

Estris

Las Estrías Atróficas o Estrías por Distensión son lesiones en forma de bandas lineales, visibles en la superficie de la piel, que se produce como resultado de una rotura intradérmica limitada, por estiramiento.

Inicialmente, aparecen como bandas atróficas, rosadas o violáceas, a veces asociadas con un prurito moderado o una sensibilidad acentuada; suelen tener una forma lineal irregular, de varios centímetros de largo y pocos milímetros de ancho.

Con el paso del tiempo pierden el tono rosado, haciéndose nacaradas, planas y, en ocasiones, con finas arrugas en la superficie.

Habitualmente se localizan en abdomen, caderas, glúteos, muslos, brazos y espalda.

Los factores que condicionan la formación de estrías no son bien conocidos, aunque se ha sugerido que podría desempeñar un papel relevante la presencia de una proporción elevada de colágeno rígido.

El 70% de las niñas adolescentes y el 40% de los chicos, la mayoría de los cuales participan en actividades deportivas, desarrollan estrías, probablemente por el aumento de volumen de la masa muscular, que distiende el tejido, y como consecuencia del efecto de los corticoides endógenos sobre el tejido elástico.

Las estrías de los adolescentes pueden manifestarse poco después de la aparición del vello púbico, y se localizan en las caras externas de los muslos y la región lumbosacra en los chicos, y en los muslos, nalgas y mamas en las chicas.

Se piensa que el levantamiento de pesas y otras formas de ejercicio pueden exagerar la lesión fisiológica del tejido conjuntivo dérmico.

Una vez han aparecido las estrías, las posibilidades terapéuticas del trastorno estético han mejorado en los últimos años gracias al desarrollo Del tratamiento con PLASMA RICO EN PLAQUETAS (P.R.P.), cuya utilización contribuye a mejorar ostensiblemente la textura y aspecto de la piel.