osteopatia

¿Por qué se me duermen las manos? La osteopatía puede dar solución a este problema...

Síndrome de escalenos; parálisis en las manos.
El Síndrome de escalenos, también conocido como el Síndrome del desfiladero torácico, y también nombrado como síndrome de Paget-Schoetter, es un tipo de lesión que afecta a un gran contenido de tejido. Desde tejido muscular, pasando por sistema vascular, hasta un importante complexo nervioso.

El SDT es una constelación de signos y síntomas que se derivan de la compresión de las estructuras neuro-vasculares a su salida de la cavidad torácica, cuando se dirigen a las extremidades superiores. Este trastorno es más frecuente en las mujeres que en los hombres. El síntoma más frecuente es el dolor debido a la compresión del plexo braquial. Los pacientes refieren con frecuencia dolor en el cuello o en el hombro, habitualmente acompañados de una sensación de entumecimiento y hormigueo en la extremidad superior.

Es frecuente el aumento nocturno del dolor y también las parestesias. Los síntomas son más acusados con el brazo elevado o situado por encima de la cabeza.

Las alteraciones sensitivas afectan normalmente a la zona cubital de la mano o a la porción medial del antebrazo. La compresión venosa estática puede causar inflamación y cambio de color de la extremidad. En general, los síntomas son, a menudo vagos y se solapan con los de otras entidades clínicas, como el síndrome del túnel cubital, (que debe descartarse como posible diagnóstico).

El plexo braquial y los vasos subclavios se dirigen desde el cuello al miembro superior a través de la región supraclavicular. En su camino, atraviesan dos estrechos desfiladeros:

1- Desfiladero de los Escalenos, limitado por el músculo Escaleno anterior, el Escaleno medio y la 1ª costilla.
2- Desfiladero costo clavicular, en el ángulo formado por la parte media de la Clavícula y la extremidad anterior de la 1ª costilla.
El estrechamiento de uno u otro de estos desfiladeros expone a compresión vásculo-nerviosa.

Se clasifica en tres sub-grupos, según resulten afectados por la compresión, las estructuras nerviosa, venosa o arterial.
Compresión neurológica: es la más frecuente, responsable del 95% de los casos. Se debe a la compresión del plexo braquial por anormalidades óseas y tisulares en las fibras nerviosas que se extienden entre el escaleno anterior y el medio.

Compresión venosa: es el más frecuente de los vasculares y se observa en el 3-4% de los pacientes con el síndrome de Paget-Schrötter. Consiste en una trombosis que puede ser primaria o secundaria, por lo que esta condición es también llamada trombosis de esfuerzo. Fue descrita por Paget en 1875, y por Schrötter, en 1884.

Compresión arterial: representa el 1-2% de los casos y está asociado a las complicaciones más serias con isquemia del miembro superior que puede conducir incluso a la pérdida del mismo.

En el síndrome de escalenos por sus inserciones en las siete vértebras cervicales y las dos primeras costillas, nos va a afectar en esos segmentos óseos y articulares con lesiones osteopáticas.

El síndrome de escalenos, pues, queda definido como el atrapamiento neuro-vaso-muscular por la presión muscular de escalenos. Una vez visto los síntomas, que extiendo a tortícolis esporádicas; traumatismos cervicales; mareos; migraña...

No sobra decir cuidar mucho las posturas de escritura en el ordenador, del no exceso de tiempo con el teléfono utilizándolo, de la colocación de la almohada adecuada para dormir.

Lic. Cecilia Gasparutti